Te Queremos Sano

“Burundanga”, desinformación y mitos

“Burundanga”, desinformación y mitos

Créditos fotografía: http://bit.ly/1RoVGHJ

GENERALIDADES

El nombre popular de “burundanga”, tiene origen afrocubano y significa bebedizo, brebaje o sustancia usada con fines delictivos. Aunque se ha denominado así a cualquier hipnógeno (que induce o provoca el sueño) capaz de controlar a una persona y transformarla en víctima con el fin de someterla y cometer ilícitos (sumisión química), es más  frecuente que se le llame así a la escopolamina también llamada hioscina.

La escopolamina también conocida como burundanga, se obtiene del árbol nativo de Centro América, denominado Brugmansia, esta sustancia se absorbe muy bien en el tracto gastrointestinal y es por vía oral como más frecuentemente se administra a las víctimas de ilícitos en dulces, chocolates o bebidas como gaseosa, café y licores. Debido a su mecanismo de acción, su permanencia en el estómago puede ser prolongada.

CUADRO CLÍNICO DE LA INTOXICACIÓN

Síntomas generales: Hay sequedad de piel y mucosas, sed, dificultad para deglutir y hablar, pupilas dilatadas (midriasis) con reacción lenta a la luz y visión borrosa para objetos cercanos. Enrojecimiento de la piel por vasodilatación cutánea y disminución de la sudoración y la frecuencia cardíaca aumenta. Produce también retención urinaria por espasmo del esfínter. Dosis muy altas desencadenan arritmias cardíacas, taquicardia severa, fibrilación, insuficiencia respiratoria, colapso vascular y muerte.

Sistema nervioso central: La escopolamina al ser absorbida, ocasiona un estado de pasividad completa de la persona con actitud de “automatismo”, recibe y ejecuta órdenes sin oposición, desapareciendo los actos inteligentes de la voluntad lo que se denomina “sumisión química” y presenta amnesia anterógrada, es decir los nuevos acontecimientos no se guardan en la memoria. En algunas personas puede causar desorientación, excitación psicomotriz, alucinaciones, delirio y agresividad. En dosis muy altas produce convulsiones, depresión severa y coma.

DIAGNÓSTICO

Debe hacerse un cuidadoso interrogatorio al paciente o acompañantes; el examen físico minucioso aporta mucho al diagnóstico dado lo completo del cuadro clínico, así como la evaluación de las circunstancias previas a la evaluación del paciente (robo, violación, ingesta de drogas, uso de gotas oftálmicas, etc.). En los niños es importante precisar si hubo ingesta accidental de “plantas” desconocidas o con fines terapéuticos. El diagnóstico puede ser determinado en sangre, orina y contenido gástrico, por lo que se deben tomar muestras al ingreso del paciente antes de administrar otras sustancias para el tratamiento.

juseluis_proano

Referencia:

http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=86816

Categoría Te Queremos Sano