Te Queremos Sano

pH-Metria y Manometría con Impedancia

pH-Metria y Manometría con Impedancia

Créditos fotografía: http://bit.ly/1mjWwYC

La manometría esofágica es una prueba diagnóstica utilizada en el campo de la Gastroenterología que consiste en el estudio de los movimientos del esófago y del esfínter esofágico inferior, mediante el empleo de una sonda con receptores sensibles al movimiento (catéter solido de alta resolución), y un ordenador en el que se registran los resultados obtenidos. Mientras que la pHmetría-Impedancia esofágica es una prueba que consiste en el registro del material refluido al esófago desde el estómago y el tipo de contenido (acido, débilmente ácido, débilmente alcalino, liquido, gaseoso o mixto).

¿Cómo se realiza el estudio?

Ambos estudios requieren de la colocación de una sonda desde la nariz al interior de la porción inferior del esófago (en la pHmetría-Impedancia) y desde el interior del estómago y todo el esófago (en la manometría del alta resolución). Durante el estudio, el paciente permanece sentado sobre un sillón de forma cómoda. Al paciente se le pide que respire con normalidad por boca o nariz mientras el explorador introduce lentamente la sonda por una fosa nasal. Durante el estudio no se emplean sedantes ni anestésicos ya que pueden modificar el resultado del estudio. Además para la ph-metria Impedancia se debe suspender los bloqueantes de acidez durante siete días antes del estudio. Riesgos del estudio • Náuseas • Sangrado Nasal • Vómitos • Reducción de latidos cardíacos. • Aspiración del contenido gástrico (muy raro) • Mal formaciones de la vía aerodigestiva, traumatismos de cuello que impidan el estudio o falta de colaboración del paciente.

Razones por las que se realiza el estudio

La manometría, permite detectar alteraciones en el movimiento normal del esófago, así como de la correcta y coordinada apertura y cierre de los esfínteres esofágicos necesarios para el correcto pasó de los alimentos desde la boca hasta el estómago. Útil para valorar el estado del esfínter esofágico inferior y sus alteraciones que pueden ser la causa de reflujo gastroesofágico con acidez, sensación de ardor o dolor retroesternal, tos o patológicas broncopulmonares crónicas (asma). Además permite el diagnóstico de enfermedades propias del esófago. Permite también, comprobar la eficacia de determinados tratamientos clínicos o quirúrgicos dirigidos a la resolución de alternaciones motoras del esófago o sus esfínteres. La pH-metría con impedancia, permite detectar la presencia de reflujo y el tipo de contenido procedente del estómago hacia el esófago con sensación de acidez, vinagreras, dolor retroexternal, tos crónica o mal aliento (halitosis). De la misma forma permite comprobar la eficacia de determinados tratamientos clínicos o quirúrgicos encaminados a tratar el reflujo. Ambas son pruebas básicas para el diagnóstico y seguimiento de pacientes con reflujo gastroesofágico y descartar enfermedades con síntomas similares que no son reflujo.

ramiro_coello

Referencia:

http://www.gastroenterologia.com.mx/servicios/motilidad/impedancia.pdf

https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003884.htm

Categoría Te Queremos Sano